PREPARE TO LIVE YOUR DREAM!

Educación Especial (Identificación de Niños)

Existen dos pasos para que un estudiante requiera educación especial y servicios relacionados.

El primer paso es encontrar que el estudiante tiene una o más discapacidades que interfieren con su desempeño académico: (1) autismo o trastorno generalizado de desarrollo, (2) perdida considerable de la audición o visión, (3) sordera, (4) trastorno emocional, (5) discapacidad auditiva, (6) retardo mental, (7) discapacidades múltiples, (8) discapacidad ortopédica, (9) otras condiciones de salud incapacitantes (incluidos: TDA, TDHA, epilepsia, etc.), (10) dificultad específica para el aprendizaje, (11) problemas de habla o de lenguaje, (12) accidente por trama cerebral, y/o (13) problemas visuales incluido la ceguera. IDEIA 2004 provee definiciones legales de las discapacidades nombradas anteriormente, las cuales deben diferenciarse de los términos usados en la práctica médica o clínica o en el lenguaje diario. El segundo pasó para determinar si un niño/a es elegible o no para recibir educación especial y servicios relacionados, es un hallazgo realizado por el equipo de la escuela encargado de detectar que un estudiante con una o más de estas discapacidades tiene la necesidad de recibir instrucciones especialmente diseñadas.